miércoles, 16 de enero de 2008

Yo sé usar mi lengua... ¿y tú?

Sí, lo confieso, yo escribí "calló", del verbo caer; y también fui la que hasta hace poco escribía "revelde" y se quedaba tan alegre, o escribía "sobretodo". Y soy también una gran escritora de "extrangero".
Pero eso no me priva del derecho de animaros a ser como yo, no en cuanto a cometer faltas de ortografía, que sinceramente, nadie es perfecto, y a todos se nos escapa alguna, sino en cuanto al interés por el arte de la escritura.
Digo bien, el arte de la escritura. Sentíos privilegiados por saber escribir, ya que hasta no hace mucho, esta habilidad era digna sólo de unos pocos. Y, sobre todo (ya lo escribo siempre bien), aprended a escribir.
Tenemos en nuestras manos (nunca mejor dicho) un arma muy valiosa. Por un lado, valiosa en el sentido de útil y eficaz: la comunicación es impresncindible para la persuasión, y la persuasión es la victoria. Por otro, valiosa en el sentido de incalculable valor. El español o castellano, como vosotros prefiráis llamarlo, es una de las lenguas más ricas en cuanto a historia, a desarrollo y sobre todo a producción. Nuestra literatura es un pilar muy importante dentro de la literatura universal. Pero este será tema para otro artículo posterior, ya que ese encabezamiento puede dar pié a miles y miles de líneas.
En definitiva, lo que hoy inauguro es un pequeño espacio dentro de mi blog que pretende hacer homenaje a mi lengua materna, la lengua española. Desde aquí intentaré despertar en vosotros la curiosidad por ciertos aspectos de la lengua en general, ya sean propiamente lingüísticos, del ámbito de la literatura o de cualquier otra cosa. Intentaré mostraros por qué algo tan aburrido para unos puede ser fascinante para otros e intentaré, claro está, fascinaros.
Por cierto, se admiten comentarios con sugerencias en este campo.

5 comentarios:

klarii dijo...

provandoooo, ha partir de oi te escribíre todos los diás ke aktualices.


pd: me hencanta husar mi lenjua correktamente juas

DiegoDNM dijo...

entonces esto no va de lo mucho que me quieres? pues vaya mierda, paso de leer tu blog

Peter Punk dijo...

El lenguaje es ciertamente un gran poder, pero las palabras a veces engañan, embrujan... Al fin y al cabo, etimologicamente de ahí viene la palabra fascinar.
Una buena elección. Seguiré tus post. La literatura me apasiona. Por algo lo estudié en la Facultad.

Contricanis dijo...

Si logramos rescatar a la muy honrosa "Q" y a su escudero "u" del embate de los que se conforman con la "k" me sentiré muy feliz.

Buen blog.

La Chica Inoportuna dijo...

Yo de esta sección me hago fan.