domingo, 27 de abril de 2008

El arte por el arte

Ver a un pintor pintar un cuadro cambia tu perspectiva del arte y te enseña a enfrentarte a la obra acabada con un punto de vista diferente.
Te estropea el truco de la magia artística.
Pero te renueva por dentro.
Te llena de magia. Y de arte.

3 comentarios:

Arleqino dijo...

llegué traído por una ráfaga nocturna. veo los cuadros terminado y te imagino pintándolos (ya que así me lo sugieres). la experiencia es vertiginosa!

saludos desde aquí.
a.

digler dijo...

nunca vi pintar un cuadro, pero muchas veces me imagine pintando los que veia

Ignacio Bermejo dijo...

a mi, en cambio, ver al pintar, pintando, es como inundarme de poesía y contagiarme de una magia poderosa que rompe en la creación, para explicar mi alma.