jueves, 17 de abril de 2008

ÉL, LA

Por mi carrera (y mi afición) suelo fijarme mucho en cómo habla la gente. Como pronuncia los sonidos, que léxico utiliza, y… como usa (o no usa) las reglas de gramática del español.
Sin dar más rodeos, ya que aquí podría empezar un largo tema, que sería el de la gramática universal que todos llevamos dentro (a ver si para otra ocasión) paso directamente a lo que hoy me interesa. El artículo.
El artículo es una partícula de la lengua que acompaña a los nombres y que nos suele ayudar a inferir o a expresar si aquello de lo que estamos hablando es o no conocido en la conversación. ¿Nunca os habéis parado a pensarlo? Cuando decimos el lápiz, sabemos perfectamente a qué lápiz nos estamos refiriendo, pero cuando decimos un lápiz, entonces hablamos de cualquiera. Pero esto tampoco es el asunto de hoy.
Lo que hoy quiero tratar es el problema que nos plantea aquella palabra de género femenino que empieza por a. ¿Qué artículo le ponemos delante?
La norma es: Cuando una palabra femenina comienza en a- tónica, se acompaña del artículo determinado “el”. El ejemplo que todos recordamos es el águila.
El problema viene cuando se extiende esta norma al uso del resto de artículos y llegamos a pronunciar cosas como “la reunión será en ese aula”.
A primera vista puede sonarnos bien. Y a veces lo decimos sin querer, nos sale como algo natural, pero no debemos olvidar que la norma sólo afecta al artículo determinado, y que el resto, deben usarse con el mismo género de la palabra a la que acompañen.

3 comentarios:

digler dijo...

muy acertado tu post, pues por mi trabajo también me encuentro con muchos errores de género y número, que muchas veces son generados por interpretaciones erradas de algunas reglas gramaticales

hay una diferencia enorme entre pronunciar palabras y hablar

varguitass dijo...

dímelo a mí que estudio linguística

un beso

(mi blog te extraña)

.

Arleqino dijo...

gramática universal.
yo me pregunto por el origen de estas cosas. aunque sea una indiscreción. me imagino a los gramáticos pensando las reglas, plegándolas y guardándolas en los genes. ¿habrá sido un cualquiera el primer gramático? ¿o habrá sido "el" gramático?
¿se pueden heredar imágenes? ¿o solamente esquemas vacíos? ¿hay que corregir los esquemas elementales heredados o hay que usarlos así nomás, como lo decidió el gramático universal?
¿hay que corregir o si se entiende basta?
...al fin y al cabo
los errores del pasado serán la piedra basal del futuro



buen post! me hizo pensar.
a.