domingo, 30 de marzo de 2008

Preparativos para un viaje (inolvidable)

Siempre suelo tener viajes en mente. Siempre suelo estar preparándome para un viaje.
Me encanta viajar. Es en lo que invierto todo mi dinero. Y sí, digo invierto. Guardo dinero durante un año, o durante un período de tiempo cualquiera. Y luego lo gasto todo. Pero gano muchas otras cosas mucho más importantes y valiosas.

No es la mejor parte del viaje, pero los preparativos me encantan. Los días antes de nervios y ganas por poner rumbo al nuevo lugar. Las visistas a google para ver la temperatura, las guías de viaje con páginas marcadas en los sitios que no me puedo perder. La lista de lo que me tengo que llevar (siempre se me olvidan los cargadores, no sé como lo hago. Si no es el de las pilas, es el del móvil). La maleta.
Visitas por las casas de abuelas, tíos y demás familiares. Propinas.

Y la última noche en mi cama. ¡Cuánto me cuesta dormir cuando al día siguiente salgo de viaje! No puedo parar de pensar en todo lo que quiero hacer, todo lo que quiero ver, y las ganas que tengo de salir.




Ahora, todo está preparado. La ropa está separada para ser metida en el último momento en la maleta (así se arruga menos... aunque siempre sale arrugada). La comida en la nevera. La cámara y mi legión de pilas, listas. La mochila llena de artilugios de entretenimiento para las horas de viaje. Los cargadores.


Próxima parada: Grecia.

4 comentarios:

chicavudu dijo...

Buen viaje :P.

varguitass dijo...

.

que lo disfrutes!!!


:)


.

digler dijo...

que tengas un feliz viaje

no hay como descubrir lo que hay tras el horizonte

Peter Punk dijo...

Buen viaje, Grecia es seguro fantástica!!

PD. Yo hago lo mismo que tú y efectivamente, compensa!