sábado, 23 de febrero de 2008

El amor es tan complejo que ni el que lo siente lo entiende. Los más sabios son los que se dejan llevar. Pero aún hay algunos empeñados en razonarlo todo que intentan buscarle explicación. Y los porqués inundan su mente y le roban el tiempo y las emociones que vive el enamorado.
El enamorado no atiende a razones, ni a experimentos. El enamorado se deshumaniza para poder así albergar el amor puro, deja atrás todo conocimiento y toda ciencia para pasar a sentir. Cierra los ojos para amar, deja de oír para amar…
Y sólo olvidándose del resto del mundo puede disfrutar del amor de verdad. Porque cuando se siente ese amor, todo pasa a un segundo plano, y ya nada es necesario.
Pobre del que intente conciliar esos dos mundos, pobre del que haga descender al amor a esta vida real, porque nunca podrá gozar de la felicidad completa del amor verdadero.
Dichoso aquel que lo sacrifica todo por el amor más grande, que apostó todo lo que tenía a cambio de todo lo que podía tener.

5 comentarios:

varguitass dijo...

.

creo que debe ser mitad y mitad, mitad pasión y mitad precaución, al menos las personas que han caído en decepciones lo saben bien

aunque claro, cuando uno está enamorado olvida el "debería" y sólo nos dedicamos a amar (y ha dejarnos amar)

interesante blog

saludos desde Lima

.

Natasha dijo...

...estoy de acuerdo contigo guapa Bea, en el amor hay que apostarlo todo, incluso apostar a aquello que nadie querría apostar...

Saludos desde mi Gel (hell)

Peter Punk dijo...

Bien, estoy de acuerdo, pero luego uno se mete unos batacazos!!

Peter Punk dijo...

Por cierto, el amor es de verdad y sin lugar a dudas lo más complicado que hay, te lo digo yo, q aún no entiendo cómo tomarlo después de tantos años.

Chris dijo...

Tengo una obra inspirada en el genocidio de mi pais, necesito una opinion profesional; veo que tu tienes un amplio criterio en el
tema gotico y extremo, quisiera saber si nos podriamos contactar para enviarte el material?
soy Chris de Peru:
goethe26@gmail